Bernardo RÍOS

Bernardo Ríos

Bernardo Ríos

Comencé a pintar desde muy temprana edad y siento mucha satisfacción cuando pinto la geometría divina de la naturaleza: FOQUISMO. Mis obras son un homenaje al sol, por la incomparable belleza de sus rayos. Amor es pintar – pintar es amor. Delinear con libertad lo invisible haciendo posible observar la geometría de todo lo que nos rodea. Las sombras acompañadas de luz cobijan el tema natural en su orden divino. Arte es libertad, es amor, es vivir, y ante todo, obra de Dios.

HISTORIA
Nací en un pequeño pueblo rural en el departamento colombiano de Risaralda, reconocido en el ámbito mundial por su café. Desde que recuerdo he estado enamorado con el arte y siempre ha ocupado primer lugar en mi mundo. Recuerdo que como niño dibujaba en el suelo con un palito como pincel y tierra mojada como mi paleta. Sin embargo, en el campo donde crecí no había mucho interés en el arte dado que la gente pensaba en las cosas “prácticas”! Pero crecí y supe que iba a ser artista e hice todo en mi poder hacer lo que muchos pensaron era no mas que un sueño, una realidad. Entonces, cuando tenía edad, dejé la casa y me mudé a la ciudad mas cercana, que se llama Pereira, donde la gente era mas cosmopolitana. Allí, pude iniciar mi vida profesional como artista.

Cuando empecé a madurar en mi expresión artística, independientemente creando mi propio estilo y técnica, empecé a recibir más atención del público. Poco después fui contratado a crear varios murales en la ciudad de Medellín donde había expuesto varias veces mi obra a buena recepción del público. Este hecho me impulsó a mudarme a la ciudad de Bogotá, donde el mundo artístico es mucho más competitivo debido a que todo artista nacional e internacional llega a presentar su obra.

Inicialmente fue difícil debido a que tenía una audiencia distinta con otros gustos. Sin embargo, perseverando mi obra finalmente recibió atención y fui invitado a presentarla en una exposición individual en el Congreso de Colombia donde recibió atención a nivel nacional e internacional. Desde este entonces mí arte ha sido presentado en ciudades principales del mundo.

IDEAS E INSPIRACIONES
Encuentro mi inspiración en las cosas sencillas que la naturaleza y la vida presenta alrededor de nosotros, en particular los elementos que veo y encuentro en el campo. Estas cosas me recuerden de mi niñez y de la felicidad que experimenté. Intento incorporar estos eventos comunes y corrientes, cuya normalidad pasa “sin observación” por la mayoría de la gente, como temas dentro de los cuales expreso mi creatividad.

Para mí, otra fuente de inspiración que se relaciona con mis técnicas de inspiración artística es la luz. La luz es una fuente maravillosa y en la manera en que se presenta en la vida real. Intento capturar los movimientos que refleja que sean reales o imaginarios y los sentimientos que puede presentar a través de su generación de tonos y colores.

Debido a mi estilo de obra lo cual es basada en la dispersión geométrica de la luz que ocurre cuando un medio como agua o vidrio se interpone con el sujeto, mucha gente clasifica mi trabajo como cubista, progresiva o futurista. Sin embargo, para mí hay una sola clasificación, la cual la llamo FOQUISMO. He creado este término basado en los conceptos que tengo relacionado al enfoque de la luz dentro de mi obra y las técnicas que aplico en hacerlo distinto de otras obras de arte que he visto.

Además, si usted mira con cuidado debe encontrar en cada pieza otra gran fuente de inspiración para mi – hormigas! Las coloco en la obra para recordarme que debo trabajar continuamente para presentarme bien a través de mi arte y nunca volverme complaciente con mi obra. Su presencia me recuerda que siempre hay cosas nuevas a aprender y nuevas cimas a conquistar. Ese reto de pronto más que todo me mantiene inspirado.

Siempre he trabajado con óleos aunque ocasionalmente he experimentado con otros materiales, incluyendo café y tierra, para expresarme en el lienzo. Óleo, sin embargo, es un material noble para el trabajo artístico y me permite aplicar mejor mis técnicas.
Cuando tengo una idea clara del tema que quiero expresar, esbozo la forma básica sobre el lienzo en lápiz e inicio el proceso de crear un fondo de colores, lo cual es necesario para crear una superficie de trabajo donde construyo la forma más detallada. Continuo desarrollando la obra, lentamente construyendo la obra hasta que se presenta como una obra “normal”. Es en este momento que muchos artistas dejan de trabajar, pero es en este entonces que realmente inicio la obra!

Desde este momento rompo la obra en imágenes geométricas y busco hacer salir nuevas formas desde la obra básica, formas que me permite acentuar la luz y la forma a través de su proyección geométrica. Entonces, al final, agrego detalles que flota dentro de la obra. Estos representan sonidos dentro y alrededor de las escenas que he creado. A través de estos detalles puedo expresar más que lo que la mayoría de artistas pueden presentar, lo cual son básicamente formas en dos dimensiones. Yo creo un momento y reflejo lo que puede ser el sonido de gente hablando, un teléfono sonando o la melodía de un instrumento musical.

Cuando siento que la obra esta terminada, “firmo” la obra dejando mi huella digital en el óleo – lo cual a veces es muy difícil de encontrar, integrando mi firma con la forma que he creado.

Un día típico en mi vida como pintor es probablemente lo más normal como el día de todos! Me levanto temprano e inicio el trabajo poco después de desayunar. Alrededor del medio día, descanso para tomar un café y reflexionar sobre el trabajo de las últimas horas para asegurarme que la labor va bien. Después continuo, parando solo para almorzar, hasta las seis de la noche cuando empieza a oscurecer. Rara vez trabajo tarde, dado que prefiero pintar baja la luz natural y descanso por la noche viendo televisión o leyendo. Trabajo seis días a la semana en general aunque un día en cada mes voy al centro de la ciudad para comprar mis provisiones artísticas.

Mis hijos, quienes, ya son “teenagers” también están aprendiendo a pintar y me encuentro últimamente descansando de mis labores artísticas para ayudarle a ellos desarrollar sus destrezas en la pintura ya a desarrollar sus propias técnicas y estilos.

=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-

Bernardo RÍOS: “FOQUISMO”

“Foquismo!” Desde el principio me encantó oír esta palabra. Foquismo. El sonido reflejaba la geometría presente en la obra del joven maestro colombiano Bernardo Ríos quien bautizó su estilo muy personalizado de pintar, con el nombre conceptual de Foquismo. Un estilo lo cual delinea la lógica inherente en la personalidad del artista y lo cual él lleva a su representación formal sobre sus lienzos.

El arte de Ríos se rige por una estructura basado en formas geométricas, con semblanzas al estilo encontrado “en vogue” en Alemania de hace un siglo. Lo interesante es que un artista totalmente autodidacta, oriundo del pueblo de Santuario en Risaralda, podría redescubrir, sin haber sabido de su existencia, una de las más bellas formas de expresión artística existente en las presentaciones de los del grupo Jinete Azul lo cual llevó al pleno abstraccionismo creado por el talento de Kandinsky.

En cierta manera la obra de Ríos tiene un fondo de expresión que se puede relacionar con las obras de Franz Marc o Lyonel Feininger. De todas formas, ya estamos a un siglo lejos de estas épocas y la obra de Bernardo Ríos presenta más detalle y la oportunidad de llevar los descubrimientos de la época anterior a nuevos niveles de madurez – todo enmarcado dentro de la presentación de su amor por el pueblo colombiano. Y esto es el punto más interesante de la obra de Ríos – la oportunidad de ver extendido un periodo artístico, lo cual fue relativamente corto, a otras dimensiones.

No estamos en Alemania durante su primer guerra mundial pero si estamos encerrados por tiempos violentos y difíciles. A pesar de esto la obra de Ríos no pretende ejercer un contenido violento si no de ser más sutil y hasta en sus más recientes obras la expresión del erotiscismo – un tema lo cual se asocia normalmente con las curvas del cuerpo humano y no en la línea recta geométrica. Allí veamos la realidad surgiendo de la obra y el desarrollo de la técnica lo cual no ha caído en la trampa de sobrepasarse al abstracto.

Basado en lo anterior es claro que la obra de Ríos no es abstracta. Igualmente es obvio que es colombiano. En este sentido podemos estar seguros de que su obra, igual que las de otras obras de sus contemporáneos, esta formando la base de una nueva revolución en la pintura colombiano y, quien sabe, de pronto en la pintura mundial.

John McMenemy

Bogotá, Mayo 2002

=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=-=

Bernardo Ríos: Artista Colombiano

Lo que nació con Picasso e interpretado por muchos en sus propios inimitables maneras de expresarlo como lo presentado por Feininger, L´Hoyte, de Lempicka, Braque, y hasta Duchamp nunca ha sido reinterpretado con tanta convicción hasta ahora en el nuevo milenio por un joven artista colombiano de las municipalidades de Risaralda: el Maestro Bernardo Ríos.

Lo que hace cien años fue definido como cubismo antes de ser reinterpretado por las manos de otros, sale de los trazos del pincel de Ríos como lo que el llama “Foquismo”, donde unas traslucencias basado en las dispersiones de la luz a través de una indiscernible reflección óptica hacia el ojo del observador rompe el lienzo en movimientos de veladuras, cada uno siendo parte de la obra pero conformando más en lo que es la unidad de la obra.

En su obra se ve reflejado las bellezas que se encuentra en Colombia diariamente y es de este tema que es de hablar la obra de Bernardo Ríos: de un país envuelto en problemas escondiendeo su belleza. Pronto la obra de Ríos y Colombia ambos saldrán a encontrar un mundo listo para recibir todo lo que ofrece.

John McMenemy

Bogotá 2004

One Response to Bernardo RÍOS

  1. Lisandra says:

    por pinta sobre un cuadro enmarcado?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *